29 de septiembre de 2010


I have a dream



26 de septiembre de 2010

. . .

_
La vida, sus vueltas y revueltas, sus más y sus menos, me han ayudado a comprender que lo verdaderamente importante es seguir adelante.
Continuar, resistir, sobrevivir, o como ustedes quieran llamarlo.
Yo particularmente he sufrido, lo he pasado mal, pero gracias a Dios, al destino, o quién sabe a qué, aquí sigo, permanezco, me mantengo vivo, y con ganas de continuar en el camino que es la vida.
Afortunadamente sigo rodeado de los míos, de los amigos, y de los verdaderamente míos, la familia.
Así que, he pensado que lo mejor es dar gracias a la vida, por lo mucho o lo poco que me ha dado, pero sobre todo, porque tengo la suerte de tener aquí cerca a todos los míos.

Los derrotados somos invencibles.


_

20 de septiembre de 2010

. . .

Viniste como supe que vendrías,
y me dejaste mudo si bien lleno,
todo el silencio ya de tu mensaje,
y me dejaste ciego pero abiertos los ojos
a lo no visto la luz…




J.A. Labordeta in memoriam

19 de septiembre de 2010

CRÓNICAS DE TU OLVIDO

_
Pese a que intento olvidarte, las referencias, las casualidades, e incluso algunas circunstancias me lo hacen ciertamente complicado.
Tu sonrisa, tu gesto de sorpresa, e incluso algunos gestos de in-expresión, me hacen quererte y odiarte a partes iguales.
Es difícil, lo sabes, por eso la sociedad dice que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero a mí me has negado hasta el privilegio de la duda.
Y ya no es solo duro ni cruel, es un disparo a quemarropa y por la espalda.

Dame un segundo y te diré que no he podido olvidarte ni un solo instante.



_

8 de septiembre de 2010

314

_
Intenté buscar el perfecto equilibrio entre la ilusión y la emoción, despacio, como los barcos se amarran a los puertos, sin miedos, con delicadeza y con la pizca de ilusión suficiente que adereza los momentos felices.
Porque, pese a lo deseado de la situación, al tiempo, a la confianza previa adquirida y a la espera, pese a todo eso, sentía la necesidad de que las cosas fuesen bien, e intenté no emocionarme demasiado para no llevarme el golpe que ahora me propinas; pero aún así, te descorché mi mejor botella de vino, y te invité a mi casa, a mi vida y a mi alma.
Y te regalé amaneceres, versos y momentos sacados de cualquier película del Cinema Paradiso.

Y te llevé a la ciudad del viento y de la lluvia, y a aquel lugar en el que soñé con compartir un beso.
Y te hablé de mis proyectos, de mis locuras, de mis sueños, de mis pájaros en la cabeza, y te regalé mi tiempo, y mis aficiones, y mi alma y mi todo.
Y te ofrecí mi ayuda, mi paciencia, y mis canciones por si te sentías sola.

Pero aún así, pese a los te quieros propios y adquiridos, me abandonaste a mi suerte, y buscaste cobijo en los brazos de otro.
Eres, y fuiste cruel, y lo sabes, pero aún así con la elegancia que a otros le falta, yo te deseo que te vaya bonito, con sinceridad.
Pero recuerda que un día, la carga de los recuerdos recaerá sobre tus hombros.
_


_

6 de septiembre de 2010

EL HUECO EN EL QUE ANIDO

_
Solo se me ocurriría esta tarde regalarte una pequeña sonrisa, porque sí, porque ambos lo necesitamos.

Pero quizás mienta, porque también se me ocurriría regalarte un abrazo, un abrazo intenso de esos que trasmiten seguridad, valentía, e incluso fuerzas para seguir adelante.

Aunque quizás me confunda, y lo que realmente me apetezca, sea un largo café en el que nos contemos nuestras vidas, nuestros fracasos e incluso nuestras vanidades.

Algunas canciones y otras pequeñas cosas.



3 de septiembre de 2010

BRIBRIBLIBLI

_
Pese a tus afilados zapatos de tacón, a veces consigues trepar a mi ventana, para animarme y regalarme risas y recuerdos. Me haces sentir valiente, y me obligas a que abandone mis miedos y mis fracasos.
Y corro, y mientras corro me acuerdo de ti, porque me das fuerzas para volar, risas que me empujan y no me hacen desfallecer.
Y corro, y siento, y la música de Extremoduro alimenta mi penoso desaliento.
_



Me desperté hasta los huevos de vivir, te ví pasar y ahora ya vuelvo a sonreir...
_

2 de septiembre de 2010

. . .

_
Te estoy soñando tan intensamente, que los días se me hacen largos y las noches cortas.
Que me imagino discurriendo por el ligero tacto de tu piel, y sueño, y pienso...
Que en las canciones eres la protagonista, y en los silencios un susurro me dice que el corazón se te acelera si piensas en tí y en mí, compartiendo sonrisas y ojos entreabiertos.

Te necesito, para pintar corazones en tu espalda, para besar tu cuello, y comerme a bocados tu risa.
Para despertarte haciendote el amor, para sentirte, e intercambiar miradas furtivas.
Para celebrar aniversarios, para que así dejes de echarme de menos...
_


_