3 de septiembre de 2010

BRIBRIBLIBLI

_
Pese a tus afilados zapatos de tacón, a veces consigues trepar a mi ventana, para animarme y regalarme risas y recuerdos. Me haces sentir valiente, y me obligas a que abandone mis miedos y mis fracasos.
Y corro, y mientras corro me acuerdo de ti, porque me das fuerzas para volar, risas que me empujan y no me hacen desfallecer.
Y corro, y siento, y la música de Extremoduro alimenta mi penoso desaliento.
_



Me desperté hasta los huevos de vivir, te ví pasar y ahora ya vuelvo a sonreir...
_

2 comentarios:

LoOla dijo...

^^

Lolesha dijo...

Qué bonito cuando tienes personas alrededor que te hacen ser y sentir más grande cada día, que eres capaz de conseguir lo que te propones :)

Así me gusta camp-león ;)