6 de mayo de 2016

CARTA ABIERTA 3.0

Aunque me llenaste de dolor, ya te he perdonado. 
Aunque me decepcionaste, ya te he arrancado de mí. 
Y no tengo odio, no tengo rabia, no guardo rencor.

Siempre aposté por quedarme con lo bueno, por crecer, por luchar, por avanzar y así sigo, creando a cada día nuevos horizontes, nuevas metas, nuevos sueños.

Que el sol ilumine tus pasos y alcances tus sueños.


0 comentarios: