5 de noviembre de 2015

EL BAILE


A cada segundo me pierdo en el mar en calma que es tu cintura, en el azabache de tus ojos, en la dulce melodía de tu sonrisa.
Camino sin miedo, vuelo sin alas, deseo en cada despertar tu cuerpo desnudo. 

Adelante muñeca, sumerjamos nuestras almas en este mar de pasiones, bebamos nuestro aliento a sorbos lentos, acariciémonos el alma y sus cicatrices, convirtamos cada instante en una ilusión por estrenar.
No olvides que prometo escribir tu nombre en cada página de mis sueños.




0 comentarios: