21 de agosto de 2011

PANDORA


Es inútil regresar a los momentos pasados, rememorar los golpes de la vida o intentar comprender a los que con crueldad nos hicieron daño.
Aun así de cuando en cuando las lágrimas fluyen, recuerdas la lluvia y los inviernos pasados.
Miras hacia otro lado, te intentas evadir pero en cada esquina está su traición y su mentira.
A cada giro te topas con la desesperación, la crueldad, la ignominia.

Corres, intentas volar, pero te faltan las alas que un día creíste tener.
Tropiezas, recaes, pero esa piedra permanece en tu camino, se abalanza otras tardes insistente sobre tu espalda.

Y acabas culpándote de tu existencia y tu maldita fortuna.


Testamento de vida, muerte de aniversario.
_

0 comentarios: