13 de enero de 2011

. . .

_
Comprendo que tus besos
jamás han de ser míos;

comprendo que en tus ojos
no he de ver jamás;

y te amo, y en mis locos
y ardientes desvaríos

bendigo tus desdenes,
adoro tus desvíos

y en vez de amarte menos
te quiero mucho más...



_
Manuel Acuña