31 de diciembre de 2010

2010, THE END.

_
Supongo que cada uno de los años que pasan por nuestras espaldas, dejan en su paso algo positivo.
Experiencias, vivencias, y consejos que guardaremos en los cajones de nuestras aparentes ordenadas costumbres.
No soy demasiado conciso a la hora de resumir aspectos de mi vida, pero lo que tengo claro en momentos como este, es que este año se va, se lleva momentos alegres y confusos en el ámbito personal, que no pueden compensar la soledad de los momentos que he sufrido este año.
Y que con esta noche, y con este año que se va, voy a cerrar heridas y recuerdos que me ha costado en exceso cicatrizar.

Pero cerrar con el pasado no es cerrar con todo lo ocurrido.
Me llevo lo bueno, los susurros calmantes, las nuevas melodías, las ganas de reír, las ansias de soñar.
Me llevo la confianza que me han regalado, lo aprendido, lo ganado.
Los proyectos por cumplir, y los instantes que espero regalar.

Y me llevo todo el cariño, que desde hace casi cuatro años me trasmitís a través de este lugar.
Me llevo la alegría, la compañía y los consejos que tan sabiamente habéis sabido regalarme.



_
Que 2011 os regale amores, felicidad y nuevos sueños que alcanzar.
Es mi verdadero deseo.
_

2 comentarios:

Marta González Coloma dijo...

Ahora, una vez cosida, no toques mucho la herida y ya verás cómo, cuando menos lo esperes, habrá desaparecido casi completamente de tu piel, dejando únicamente una cicatriz pequeñita e indolora.
A aprender se ha dicho ;) ¡No dejemos que nos hagan más llagas!
Un besito :)

Aniña dijo...

muchas gracias espero que esos buenos deseos se cumplan un besazo