21 de agosto de 2010

Los derrotados somos invencibles

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena!!!
Que razón tienes...