20 de julio de 2010

En su país no existe el miedo, ni el fuego de artificio.
No hay violencia, no hay trincheras, ni oscuras profundidades.
Las flores ilustran los caminos, y los sueños las tardes de los sábados.
No hay silencios, ni disparos, no hay aullidos, ni lamentos.

Pues en las noches tristes, aparece ella con sus besos y su perenne sonrisa..
Pues en las tardes frías, te regala su abrazo y su esencia y su carisma y su todo.

Porque es su país y ella hace algún tiempo decidió que todo debía ser bonito.
Bienvenidos sean al comienzo de esta historia.


_

0 comentarios: