10 de febrero de 2010

AMOR

Amor, esta tarde he visto en tus ojos los amaneceres más bellos que jamás había imaginado.
He contemplado el universo abstracto y generoso, que discurre entre la comisura de tus labios y el comienzo inexplicable de tu cuello.
He sentido en tu presencia, la hermosa sensación de haber vencido los fantasmas que incendiaron mi pasado, los silencios de mi almohada, y el tremendo devenir de mis fracasos.

Amor, si faltaras un instante de mi aliento, dejaría de existir sólo por eso, pues la luz que me ilumina el desconcierto son tus ojos, es tu cuerpo, son tus besos.
_


Imagen de Osvaldo Santos Lima
_

12 comentarios:

Mamba Negra dijo...

que bonito =(
besotes

Arancha R F dijo...

Precioso. :)
Sigue así

hector jose dijo...

estimado amigo, le felicito por su versatilidad y la pronta respuesta, vaya que las musas estan a su lado siempre y deseo jamas de le abandonen.
Por mi parte daré lectura en el programa y luego le comentaré de su receptividad la cual sin duda sera acogida con agrado...
Hector Landaeta, desde Venezuela.

Casandra dijo...

Jo qué bonito, qué emoción debe dar que alguien te escriba algo así!! ;D

No, no estoy enamorada, algo hay pero no tan importante ni mucho menos. Simplemente estoy contenta por no tener problemas, que ya es suficiente motivo para estarlo. :)

¡¡Un besote!!

Anónimo dijo...

Es diferente a todo lo demás que has escrito, hay luz y esperanza, me gusta
-s.
Un beso,

Loles.

Juls dijo...

qué bonito, hombre de buen gusto y mejores letras :)
me encantó

cosasimpropias dijo...

pareciera que el amor florece al atardecer

eMiLiA dijo...

Y todo era amor, amor y nada más que amor.

Muy lindo.

Un abrazo!

Berta dijo...

a mi q sepas q no me ace nada de gracia q Ables de amor en estos dias .... q asco dios!!!! ya tengo basnte con ver por ahi a enamorados... jajajaja un besiito

Arkantis dijo...

Que enamorado esta mi paisano...tu corazón arde..y eso que hace un frio que pela...

Besotes y feliz finde

La niña de la vía láctea dijo...

increíble :)

Deprisa dijo...

¿Quién no ha sentido tanta pasión por su amor?
Un saludo,
Mun