6 de junio de 2009

Z

_
Aquella tarde, y aquella habitación, escribieron una historia de principio indeterminado, pero a la que nadie se preocupó de relatar un final.
Debió ser porque desde pequeño me acostumbré a dejar los libros a medias, para con más tiempo, más ilusiones o más ganas, retomarlos y seguir contagiándome de su magia; o porque suelo ser de aquellos pasajeros que corren apresurados por la terminal y llegan demasiado tarde para embarcar.

El paso del tiempo, dicen que ayuda a cicatrizar las heridas, que pone a cada uno en su sitio, y no sé si es cierto, pero siempre me resultó demasiado difícil derribar el muro de los recuerdos.
Y quizás así me pase, porque en aquella habitación todavía quedan fragmentos de papeles escritos por el suelo, y lo que era, no es, y lo que no era, ahora es.

Y yo, humilde por naturaleza, en esta ocasión puedo afirmar sin miedos, que por merecer, merezco más que una palabra, más que un adjetivo…
Merezco perífrasis, metáforas y hasta artículos indeterminados.
Por merecer, merezco la luna, las estrellas, y hasta recordar el viejo método de como trazar los círculos concéntricos...



_

6 comentarios:

val dijo...

woauu!!!

que buena fotografia

la verdad me encanta tan simple y a la ves tan llena de significados con un texto que la acompaña tan bien.

gracias por pasar

besos desde este rincon

Ainhoa dijo...

Texto muy bien acompañado (por la foto digo).

Me gusta :)

Saludos

Arkantis dijo...

Una habitación cargaditas de recuerdos...muchas veces los lugares donde somos felices quedan grabados...

Un besito Javi y feliz finde pasado por agua

ele* dijo...

yo cogería una estrella por ti, sólo porque me ha gustado el texto:)

clementine dijo...

Javichu, paseo por tu pequeño espacio tratando de buscar consuelo en tus palabras, tan parecidas a las mías, tan sencillas y tan desgarradas al mismo tiempo.
He intentado hacer las cosas lo mejor que he podido, pero creo que ya nada tiene remedio.
Mi corazón lleva tanto tiempo sin latir, sin sentir nada, esperando algo mejor que nunca llega...


Ya sólo me queda la vacía pena del viajero que regresa...

Gracias por estar ahí
xxxx

kaO¡ dijo...

Habitaciones llenas de recuerdos i significados, i mentes, piel i corazones que se niegan a olvidarlos. Igual que nosotros.

Un abrazo.