5 de mayo de 2009



Nada, excepto una batalla perdida, puede ser tan melancólico como una ganada...
_

8 comentarios:

Arkantis dijo...

A veces una derrota es una victoria...depende el enfoque..

Besitos paisano

;-)

Roci dijo...

Nada puede ser mas lindo que leerte, escribis MUY bien :) Espero encontrarte mas seguido en mi blog, un beso enorme desde Argentina!

Mamba Negra dijo...

por supuesto :)
besotes!!

Juliette dijo...

Incluso esas doce palabras que has escrito suena melancólico. Hoy todo me suena a melancolía, un poco triste. Pero las batallas perdidas a veces son incluso para bien. Y viceversa con las victorias.

Un beso

(:

Juliette dijo...

Ese es el problema, que quizá me este enamorando.


Y no es que me importe, es que verás, hay cosas que uno no puede llevar más allá del límite.


Lucía y el sexo, que gran película ¡por favor!

Seulement Laura dijo...

Que sencillo y sin falta de algo más.
gracias por leer...
besos

eMiLiA dijo...

Día demasiado nostálgico para leerte... pero acá llegué otra vez y no me arrepiento.

Me gusaronó mucho tus palabras en la entrada anterior también.

Saludos!

:)

Flor. dijo...

Perder o ganar, siempre deja marca.