28 de marzo de 2009

Porque la vida merece la pena, cuando alguien aprende a abrazarte...
_