5 de febrero de 2009

. . .

_
Yo soy el único verso que nunca me atreví a rimar,
y tú esa voz que en silencio siempre me intenta inspirar.
Y aunque me tiemblen las manos nunca dejaré de escribir
tu nombre en las servilletas manchadas del café París,
donde te esperaba... y aún te espero...
_


_

8 comentarios:

Mamba Negra dijo...

parís, ayyy
que recuerdos
creo que fueron unas de las mejores vacaciones de mi vida....
cuanto me gustaría repetir!! :)
besotes

p.d. esperar está bien, hay que tener paciencia, pero no esperes tampoco demasiado, hay cosas que nunca cambian
suerte wapo!

Miss Halfaway dijo...

Atrevete a rimar, y espera, pero de vez en cuando la paciencia se demora.

Pequeníña dijo...

Pero... y esto?

Me ha sorprendido muy gratamente...


Te quiero...!


Y a quien pretendo engañar, nunca fuiste una ( en este casi UNO) mas, pero tampoco el amor de mi vida...

Arkantis dijo...

Precioso poema..ayy la espera que nos mata...

Un beso paisano

Himbler O. dijo...

Bonita rima.

Dime, ¿quién no ha escrito el nombre del ser amado en una servilleta, en las hojas del cuaderno, en un pepel?

saludos,


Himbler O.


WWW.HIMBLERESCRIBE.BLOGSPOT.COM

estrella de mar dijo...

en música todo parece más bonito... y las esperas menos largas... y las ausencias menos fuertes

Cemanaca dijo...

Tan sublime como fragil !!!

saludos conversos.

Indra dijo...

Que bonito Javixu...pero a veces las esperas...se hacen largas, amigo y acabamos por desesperar y ya somos unos desesperados, de verdad quieres sentirte así?
(esta misma conversación tuve hace una semanilla con un amor que espero)
Un besote