8 de noviembre de 2008

NADA MÁS

_
Supongo que el tráfico excesivo produce distracciones. Que una historia repetida no es más que la segunda parte de un cuento.
Y quizás hasta he de suponer que nunca comprenderás la importancia que para mí pudo tener algo como lo que intenté regalarte.
_
Pues no destaqué por aventurero, ni por valiente, y comencé cada curso con un punto negativo. No entendí las etiquetas, perífrasis ni adjetivos. Se me atascaban las ciencias, las letras y hasta los sueños.
_
Pero un día, decidí afrontar mis miedos y doblar el mapa de mi vida. Llegar a lugares en los que nunca había estado. Cruzar la capital, perderme en sus andenes, llevarte mis postales y hasta mis despedidas.
Con temblor en las rodillas afronté el momento de alcanzar un largo sueño. Y recogí mi maleta, y te busqué en cada esquina, y temí verme solo.
Pero llegaste. Y desorientando acimutes entre versos y emociones me emborraché de tus labios, tus miedos y tus abrazos.
Y en la despedida apreté mi mano contra el cristal prometiendo volver.
_
Pero se apagó mi melodía…
_

10 comentarios:

Luna llena dijo...

Yo...romperia el cristal...




Sin palabras :)

Enredada dijo...

que fuerte lo que escribís...
primero vencer los miedos, hacerlo todo y luego volver a sentir la soledad.
Te comprendo, en cada palabra, en cada imágen...
te abrazo

estrella de mar dijo...

Al final todo está bien y, si no está bien, es que no es el final.

Es una frase hecha, ya, pero me sirve para recordarte que le des tiempo... y al final seguro que se arregla todo.

Besus!

Juls dijo...

siempre habrá música, lo queramos o no. Sólo epera al siguiente acto.
y da igual lo que resulte de tu cambio, lo importante es que tuviste el valor de hacerlo.
lo has hecho.

Indra dijo...

cuando se cumplen los sueños...dejan de serlo...y ya no escuchas la melodia que estando en ellos te hacian "soñar"...y nada más...ya no hay nada más...solo despertar.
Un beso

Xío dijo...

Son tan tristes las despedidas...

Un besito!

Juls dijo...

claro que cuesta. por eso el trabajo es grande y la recompensa enorme..
ahora es tu momento de demostrarte que eres fuerte.....
porque sabes que hasta que tú no te quieras nadie lo hará...

besooos :)

MAMBA NEGRA dijo...

que malas son las despedidad
la distancia mata, pero si los 2 os quereis no son nada

besotes

Magui Montero dijo...

Javi, lo viví lo disfruté y lo sufrí, por eso te comprendo tanto, por eso me golpean las palabras bellas para decir algo tan dificil!
Un abrazo grandote!

Arkantis dijo...

Odio las despedidas.. pero pienso como luna llena ¡¡rompe el cristal!!