19 de noviembre de 2007

WHEN YOU SAY NOTHING AT ALL

Tengo los ojos tristes,
pues no pueden verte,
la sonrisa olvidada,
ausente el alma por no poder amarte.
Mis pasos perdidos, el sol radiante de invierno,
frío y tinieblas.

Te beso en mis sueños, maldigo mis noches,
intento olvidarte, corro a la orilla del Duero.
Mis miedos, mis imperfecciones,
lágrimas y versos, canciones de aquí y allá,
tristeza eterna, silencios y soledades…



1 comentarios:

Anónimo dijo...

No lo entiendo, te escribí el otro día un comentario y ahora vuelvo a tu página y resulta que no aparece, no se publicó, no sé porqué...joder. Bueno en él te decía que no me gusta verte así pero qué puedo decirte si yo siento lo mismo? la tristeza, la soledad, la ausencia, el silencio de la niebla tan pesada sobre mi cabeza. Nunca le habia dado tantas vueltas a la vida. Te decía también que voy a Madrid este finde, es un regalo de un amigo que me compró los billetes. ¿Podrías acercarte? aunque fuera a pasar un día...sería genial brindar por nosotros, ¿no? nos lo debemos...espero que leas esto.
te quiere

clementine