17 de septiembre de 2007

EL CAMINO DE REGRESO

Sé que no siempre cumplí lo que prometía, pero al menos lo intenté…
Hoy escribo esta entrada, no solo porque dijese que lo haría, me apetecía mucho.

Aquella noche, te conocí entre risas, compartí sentimientos y palabras, soñaba por momentos…Me despedí con un abrazo, y prometí volver a verte, pues sabía que merecía la pena descubrir todo lo que al mundo ofreces.
Y es que, a veces la vida sorprende...Con el tiempo aprendí a escuchar tus palabras, a sentir tu dolor, limpié tus lágrimas mientras en sueños te abrazaba…
Nos pasamos media vida buscando lunas, y encontrando versos en las constelaciones…

Y ahora, meses más tarde, recuerdo momentos que creo nunca olvidaré. Sentirte cerca, poder abrazarte…tus labios, el palpitar de tu corazón, tus cosquillas…
Sabes? Fue genial despertarme a tu lado.
Inundan mi cabeza, tantos versos y canciones que me recuerdan a ti…
Me encantó volver a sentirte tan cerca y tan bonita…

Despacio, no me gustan las prisas…


Dime que todo va a salir bien,
que entre tu sueño y mi guitarra,
pondremos un puente y a correr,
que sin ti yo no valgo nada…

Y otra vez he de morderme la voz,
no sea que vuelva a hablar de dos,
antes de tiempo, y es mejor,
que no salgas corriendo…



0 comentarios: