25 de junio de 2007

PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE

Escuché hace un rato algo que me hizo reflexionar. No recuerdo las palabras exactas, pero hablaba de algo parecido a que podría haber sucedido si no hubiésemos pensado tanto las cosas, y nos hubiésemos decidido a decir todo lo que sentíamos. Y he pensado en mi caso, y me ha servido más bien de poco. Porque como mis queridos lectores y amigos sabréis, me caracterizo por pensarme mil y una veces las cosas, por acabar dejando todo para mañana o pasado, lo que hace que no aproveche las oportunidades que la vida me da. Porque siempre, estoy pensando en mañana levantarme y andar de nuevo, en cambiar las cosas, en conseguir mis objetivos.
Me gustaría no ser tan neurótico y decidirme antes a hacer las cosas. Me gustaría ser constante…me gustaría ver las cosas de otra manera, no revestir mis mundo con soledades, versos, canciones, melancolía...pero no puedo.

Y no sé que pensar, porque llevo bastante tiempo pensando día tras día en la misma persona. Y tengo miedo, tengo mucho miedo a confundirme. Tengo miedo a volver a hacer lo de siempre, dejarlo para mañana…Y mis miedos, siempre mis miedos, siempre mis silencios y soledades…

Sentir cada vez que comparto unos minutos contigo, que debería haber dado más de mí, que no estoy a la altura, que soy demasiado imperfecto ante todo lo que tu ofreces al mundo.
¿Acaso tu sabes que es sentir vergüenza, o miedo al hablar conmigo? ¿Acaso conoces todo lo que puedo ofrecerte?
¿Sabes preciosa? Me encantaría pasar horas y horas hablando contigo, mirarte a los ojos, sentirte cerca de nuevo…

Y escribí algo hace tiempo pensando en ti, no es gran cosa, porque sé que soy un mediocre en casi todo. Pero, ¿sabes? para mí lo más importante no es la calidad o el precio de las cosas, sino el sentimiento o el amor con que se hacen. Y me salió esto para ti…



Quizás sea tarde, quizás un sinsentido…
Ni puedo negarlo, no puedo obviarlo, no puedo…
Y aunque tan lejos te siento,
y tan cerca al mismo tiempo,
y aunque en lugares vacíos extiendo mil sentimientos,
no puedo negarlo, no, no puedo,
que me muero por sentir, tan cerca tu frágil cuerpo...

Sé que quizás nunca supe, expresar mis sentimientos,
más allá de estas palabras vacías,
sé que quizás me cieguen lunas y estrellas,
que quizás sea imperfecto...

No moriré de locura,
si por amor hoy ya muero,
no moriré en la crudeza,
de soledades de invierno,
no me moriré preciosa,
si antes yo no te expreso,
que aunque sea un imposible,
la noche pinta en mis sueños,
cabellos largos y alados,
frágiles ojos pequeños.

Si no apretase tu mano,
y dijese que te quiero,
me moriría intranquilo.
loco por amor, muerto.

0 comentarios: