26 de abril de 2007

COMPAÑERA INSEPARABLE

Primavera en la capital del Duero. Luces intensas, verdes en los prados, flores de miles de colores… recuerdos, melancolía…
Miro el cuentakilómetros…anda rondando los 4000 km, y pienso…son muy pocos para un año… pero que año…lleno de incidentes como ninguno otro. Y es que algún susto nos hemos llevado y hemos podido pedalear bien poco.
Hará un año que compré mi nueva bicicleta. Fue un sueño, que me costó el esfuerzo y ahorro de años. Al fin y al cabo, y aunque a los no introducidos en este deporte les extrañe, una bicicleta normalita, para poder usarla casi a diario, ronda los 1000€. Así que podreis imaginar cuanto tiempo me pudo costar ahorrar toda esta cantidad de dinero.
Porque el ciclismo es un deporte bastante caro, sobre todo a niveles de amateur, en los que no existe respaldo económico de casas comerciales. No se pueden imaginar lo que suponen cambiar los pedales automáticos, un casco un poco decente, las necesarias gafas, cullotes, perneras, cortavientos, zapatillas…
Pero sinceramente merece la pena. Merece la pena poder sentir el frío del invierno acariciando tu pecho, la niebla rodeando las pedaladas solitarias, romper el hielo al cruzar los caminos del viejo bosque de Valorio, la llegada de la primavera…
Y es que el ciclismo, en especial el ciclismo de montaña, no es solo un deporte, sino un modo de vida. Porque ningún ciclista deja a otro que ve averiado al margen de un camino, porque nos saludamos por simple coincidencia, porque nos acompañamos en el esfuerzo de una dura pendiente, porque se pueden encontrar amigos entre pedaladas…
El próximo gran reto, será como en estos últimos años, la marcha de larga distancia por tierras sanabresas, que en su sexta edición, se ha constituido ya en una de las marchas míticas de España. Espero poder acudir este año, y ojalá poder hacer una buena clasificación.

Este es mi mas sincero homenaje a mi compañera inseparable.

Kilómetros de pedaladas,
veredas, caminos, sendas…
riberas, calles empedradas, bosques…
y siempre el camino bajo mis pies…


Y mientras escucho al maestro Sabina, y me acuerdo de cuanto brillan algunas estrellas…

“En el cuaderno de bitácora de Tirso de Molina,
Sol, Gran Vía, Tribunal,
en el mercado de Legazpi, en el Teatro la Latina,
en el Bronx o en Fuencarral…"
Pongamos que hablo de vivir…


0 comentarios: