26 de enero de 2007

EL SILENCIO DE UNA ETERNA SOLEDAD...

He pasado muy mala noche, volví a sufrir una de mis penosas migrañas. Pensé que el día de hoy no amanecería, que seguiría sufriendo en oscuridad este tremendo dolor, que hace mi vida más dura.
Las migrañas no solo hacen mi vida más difícil, sino que hacen que mi estado de ánimo se caiga por los suelos. He tenido tiempo de pensar en muchas cosas estas horas pasadas, he tenido tiempo de recordar pasadas frustraciones…
Pero os puedo asegurar una cosa, he sufrido más con amores incomprendidos que con este intenso dolor que ataca a todo mi cuerpo, estos días en los que no debería haber amanecido.
Creo que siempre cometo los mismos errores, el intentar hacer increíblemente bien las cosas, y acabar haciendo caso a mi vena de tremendo neurotismo. Confío tanto en las personas al conocerlas de nuevo, que cuando me dan la patada sufro porque vuelvo a sentirme incomprendido de nuevo. Cuando suspiro en la soledad de mis sábanas vacías, y sueño con pasar el resto de mis días con alguien, ese alma desaparece, sin saber porque, y yo me imagino que porque la agobio, porque ya no le interesan mis días de vino y rosas.
Y tengo un grave problema, que me enamoro de las mujeres perfectas, aquellas que para mi son inalcanzables, en las que se unen valores de sinceridad, amistad y simpatía. Habría sido mucho más feliz si le hubiese hecho caso siempre a aquellas que me vinieron tirando los trastos. Por ser noble y no un aprovechado, preferí no intentarlo si no me encontraba enamorado realmente. Para estar con alguien necesito sentir amor, cariño, complicidad, quien sabe como se llama… me cuesta comenzar con alguien por probar a ver como se dan las cosas. También es cierta una cosa, que me ilusiono como si tuviese quince años, y creo que eso es incomprensible para una mujer de hoy en día.
Ahora pienso que nunca me amarán, me resignaré a guardar mis canciones y mis versos en el cajón de la soledad y el olvido. Me resignaré a soñar que algún día, conoceré a alguien que vuelva a llenar mi vida de ilusiones.
A lo mejor debo resignarme a vivir en eterno silencio y soledad…a lo mejor debo morir en un suspiro del viento, a lo mejor no merece la pena seguir luchando por todo esto…

0 comentarios: