30 de enero de 2007

ALGÚN DÍA EL SOL BRILLARÁ...

Recuerdo la primera vez que te sentí, recuerdo tu fragilidad, tus ojos vidriosos de haber llorado un desamor.
Recuerdo abrazarte y preguntarte al oído porque eras tan bella…Recuerdo aquella noche en la que pude cojerte de la mano, y sentir que te tenía tan cerca y tan lejos a la vez.Recuerdo como ahora mismo la primera vez que supe de tu existencia…como aquellas palabras inspiraron en mi una sincera incredulidad.

En esta sociedad del ego y la imagen, poca gente se preocupa de intentar conocer el interior de las personas. Poca gente puede sentir tener amigos que nunca le fallen. Poca gente puede sentir tan cerca a alguien como tú.

Soné muchas veces con que eras feliz, gocé sin dudarlo al saber que todo te iba bien, que cada mañana te despertabas con esa magia en tus ojos. Soñabas con una tierra lejana, donde había un sol de cabellos dorados y melena al viento. Con una vida futura en un éxtasis de paz, tranquilidad y templanza.Sentí en tus palabras y en tus versos un amor imparable, una sensación de que aquello era tan grande que nunca desaparecería pesara a quien pesara.
Ahora solo queda recordar los buenos momentos, no tengas odio ni rencor. Busca en todo esto algo positivo, piensa que tras estos tres años han pasado los mejores momentos de tu vida. Piensa que ya ha acabado, pero que mereció la pena luchar.
Te dejo con una preciosa canción de La fuga que creo que te vendrá bien en este día.Cuídate, estreliña.


"¿Quién te ha robado la primavera?
¿Quién ha matado la ilusión?
Tu corazón se fue de borrachera
Y lo encontré llorando en un contenedor.

¿Quién subirá por ti a la luna?
¿quién bajará por tu edredón?
Si de recuerdo te dejó basura
Y una colilla dentro de tu corazón
Que nadie apagó.
¿Quién se ha burlado de los sueños?
¿Quién se acaba de despedir?
Tantos besos se han quedado pequeños.
Tantas lágrimas ya no saben dónde ir.

Esta noche a tu ventana tira piedras la luna.
Dice que no llores sola,
que ella quiere compañía,
que la noche es larga y fría.
Ella en vela pasa las horas.

Se ha congelado tu colchón.
No quedan besos por aquí.
Litros de lluvia han inundado la habitación.
Donde aprendiste a ser feliz"

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola querido amigo
¿Cómo estás? he estado leyendo tus entradas, ya sabes que yo te leo. Yo en casa estoy muy bien, pero temo el día de volver a Madrid, donde no tengo nada, o muy poco al menos. Mañana me recargará mi madre el móvil, o eso espero, porque estoy más pobre que las ratas. No sé si sabes que Pablo reapareció, increíble pero cierto. Aún no sé qué quiere ni qué pasará, pero seguiré luchando por él, ahora tengo una esperanza y estoy dispuesta a reinventarme y darlo todo por esta historia que acabó mal, pero que estoy segura de que merece la pena arreglarse. Ahora sólo depende de él...bueno cuídate mucho cariño. 1 besazo y sigue escribiendo