7 de junio de 2009


A las 14:10 de hoy falleció mi abuelo, a los 92 años de edad.
Durante un tiempo, estaré ausente.
Espero que descanse en paz tras una vida de lucha y esfuerzo.


6 de junio de 2009

Z

_
Aquella tarde, y aquella habitación, escribieron una historia de principio indeterminado, pero a la que nadie se preocupó de relatar un final.
Debió ser porque desde pequeño me acostumbré a dejar los libros a medias, para con más tiempo, más ilusiones o más ganas, retomarlos y seguir contagiándome de su magia; o porque suelo ser de aquellos pasajeros que corren apresurados por la terminal y llegan demasiado tarde para embarcar.

El paso del tiempo, dicen que ayuda a cicatrizar las heridas, que pone a cada uno en su sitio, y no sé si es cierto, pero siempre me resultó demasiado difícil derribar el muro de los recuerdos.
Y quizás así me pase, porque en aquella habitación todavía quedan fragmentos de papeles escritos por el suelo, y lo que era, no es, y lo que no era, ahora es.

Y yo, humilde por naturaleza, en esta ocasión puedo afirmar sin miedos, que por merecer, merezco más que una palabra, más que un adjetivo…
Merezco perífrasis, metáforas y hasta artículos indeterminados.
Por merecer, merezco la luna, las estrellas, y hasta recordar el viejo método de como trazar los círculos concéntricos...



_