7 de septiembre de 2011

RAIN ON MY PARADE

_
A cada instante compartido que percibo, a cada confidencia, a cada secreto guardado, una pequeña llama de pasión resucita nuestros instintos.
Instintos quizá fruto de la insatisfación de no cumplir nuestros sueños, o de los lamentos por nuestro habitual miedo a arriesgarnos.
Huecos vacíos en nuestra memoria, de amor y alientos compartidos.

Tropezamos, caemos y a cada quiebro con que la vida nos traiciona, encontramos la sombra, la mano y hasta el pie del otro para que seguir avanzando.
Y crezco y sueño y camino, y al quererte regalo mis besos al viento.
Voy y vengo, quiero y verso...