26 de marzo de 2010

PASIÓN

_
Si intentara expresar con palabras algunos de los sentimientos, que hoy residen en mi alma, sería incapaz de hacerlo sin precipitar alguna lágrima.
Porque para mí, la Semana Santa de Zamora, es la añoranza de los que faltan, los recuerdos de la niñez en brazos de mi madre. El frío de la mañana de Viernes Santo, el corazón sobrecogido al observar el Cristo de las Injurias, el paso acompañado del Nazareno de San Frontis, cruzando el río, año tras año.
Los de aquí, y los de allá, bajo los caperuces, bajo los banzos, o en la soledad de las filas y las aceras.

Y es por eso, que aquí os espero, en esta ciudad empedrada de románico y sueños, para sentir, para observar, para volver a amar...


_

17 de marzo de 2010

. . .

_
Soñarte y desnudarte es un ejercicio de locura que ocurre desde el preciso instante en el que intercambiamos nuestras miradas.

Ese instante, en el que junto a la complicidad de la noche y sus falsas referencias me observaste, sentí la necesidad de explorar tus ojos lentamente y hasta incluso de susurrarte poesías al oido...

Y hoy te veo y ya comprendo, lo dificil y lo fácil que resulta a veces cumplir los sueños.
_


_

6 de marzo de 2010

PER-FEC-TA

_
Te soñé aquellas noches en las que el insomnio contenía el nudo que acostumbro a mantener en mi garganta. En aquellos versos que regalé al viento, en aquellas lágrimas que derramé por amores incomprendidos y hasta en el recuerdo de los pequeños abrazos que habíamos compartido.
Pequeños momentos y grandes sueños, que como la estela que deja un barco al partir, habíamos generado durante el paso de los años.
Te soñé y te sigo soñando, simplemente por un pequeño motivo.

Eres per-fec-ta.
_