24 de febrero de 2007

REMONTAR EL VUELO

Me planteo muchas cosas en estos momentos, ante este espacio de silencio y soledad. Surgen dudas en mi cabeza sobre que debo hacer, siento que todavía queda tiempo para arreglar todo esto.

Creo que con mucho esfuerzo haré que parezca que esta dilatada mala racha nunca sucedió. Me siento solo, porque ni yo ni nadie se ha preocupado de mi vida. Me siento solo y desolado porque no consigo ver la luz al otro lado del túnel. Visto mis miserias de sueños y esperanzas, de versos sin sentido, de pedaladas...Creo que necesito recuperar la ilusión, que algo o alguien se atreva a devolverme todo aquello que olvidé en aquel cajón desocupado.

Solamente necesito que alguien me apoye, y siento que no tengo a nadie, necesito que me animen poco a poco para luchar por todo esto. Necesito una ilusión, necesito remontar el vuelo, como aquel joven pajarillo que teme estrellarse contra el suelo la primera vez que vuela solo.
Intenté volar solo, pero no supe hacerlo...
Necesito desconectar y reflexionar ante un vaso de vino, no se si pedir a Dios que me de fuerzas, porque ya no sé si existes...

He fracasado, pero aún así he de pensar que todavía queda tiempo, que cambiando mis rutinas y con constancia podré llegar a salir de este oscuro túnel.
Solo quiero que se preocupen por mi, no puedo seguir vistiendo todo esto de mitos y rumores. No puedo escudarme en la dificultad y en la mentira. Ha llegado el momento de olvidar todo eso. Ha llegado el momento de demostrarme a mi mismo que sirvo de algo, que soy tan útil como el resto del mundo, que no he de avergonzarme de nada.

¿Seré capaz de remontar el vuelo?

23 de febrero de 2007

FRAGILIDAD

Te siento frágil ahí, al otro lado, en la marabunta de la gran ciudad, donde ambos nos sentimos anónimos.

Siento tu fragilidad cuando tus mejillas se acercan al frío cristal de esa habitación que te acerca ese mundo que tan poco te gusta.
Te imagino camino a casa…con la ilusión de recuperar aquellos momentos que te pertenecen.
Siento tu pecho palpitando con el olor a lluvia por las rúas de Santiago, sintiendo la mano entrelazada de tu amor, sintiendo su templanza.
Busco en mis calles empedradas de románico, referencias a esa Gallaecia que nos unió eternamente junto a una canción inspirada en versos de Lorca.
Recuerdo pequeños momentos junto a ti, cuando fuí capaz de sentir tu tristeza a través de tus brillantes y pequeños ojos, cuando pude aún en aquel momento sentir como sabía brillar una estreliña con su presencia.
Sabes que la perseverancia te ha llevado tantas veces a alcanzar ese sol, que algunas veces se oculta ante tus ojos.
Dime, ¿Por qué pienso a veces que no merece la pena ser buena persona?
¿Por qué cuando buscaste mis ojos no quise aprovechar una situación que no merecía?
¿Por qué esas canciones me recuerdan a alguien que intento y no puedo quitarme de la cabeza?
Me gustaría pasear a tu lado por las rúas solitarias de esta pequeña ciudad…
A quien supo amar, a quien supo perseverar…
Les dejo con esta bonita canción:

Con cuidado
se levanta de mi lado
Llámame mañana
Sé que ya no volverá
Tiene tanta prisa
que tropieza y se despista
Y me deja aquí una nota de papel

Tengo que dejarte o no voy a llegar
Me gusta cuando duermes y odio madrugar
no tienes porqué sentirte mal
Te echaré de menos hoy

Te echaré tanto de menos
Cerraré fuerte los ojos hasta verte
Sólo tengo que esperar
Te echaré tanto de menos
que aunque busque una palabra
no habrá nada que me cure de verdad

Te echaré tanto de menos
que las manos se me duermen
Te echaré tanto de menos
que no sé cómo parar esta canción

Si algún día me llamaras
y me dijeras que no vas a volver más
no tengo claro lo que haría
Creo que saltaría
la ventana es un buen lugar para escapar

Tengo que dejarte o no voy a llegar
Me gusta cuando duermes y odio madrugar
no tienes porqué sentirte mal
Te echaré de menos hoy

Te echaré tanto de menos
Cerraré fuerte los ojos hasta verte
Sólo tengo que esperar
Yo te echaré tanto de menos
que aunque busque una palabra
no habrá nada que me cure de verdad

Te echaré tanto de menos
que las manos se me duermen
Te echaré tanto de menos
que no sé cómo parar esta canción

Te echaré de menos (Los Piratas)



16 de febrero de 2007

AL BANDO VENCIDO

Se van llevando la memoria,
queda en la historia una mancha, un borrón.
Mientras el resto sufre amnesia,
un viejo recuerda una canción,
de aquella lejana batalla
donde pudo morir,
en una guerra no ganada,
a veces me pregunta por ti.
Se cree aún en la trinchera,
otra bandera, de otro color,
solemne en su viento ondea,
sobre la cima y en su salón.

A veces habla con fantasmas
de cuyo nombre se olvidó.
Vencidos, nunca regresaron
de su exilio interior.

Ni un momento, ni un recuerdo,
Para los que perdieron, los que construyeron
la tumba, el mausoleo,
de la miseria, del carnicero.

¿Cómo esperas ganar sin ellos
las batallas que anteriormente perdieron?
Si han de callar, que callen aquellos,
los que firmaron pactos de silencio.

Tratan de convencerle, abuelo,
las explosiones han terminado.
Pero cuando sale a la calle,
Madrid parece bombardeado.

Y lee escritos en los muros,
gritos contra los que luchó,
y personajes de rostro oscuro
que le inculcaron el terror.

Y un día, sin darnos cuenta,
el viejo, con sus historias, se consumió
Y en la memoria de su nieto
ólo una huella, un leve borrón,

de aquella lejana batalla,
donde pudo morir,
en una guerra no ganada
donde luchó por ti.
Donde luchó por ti.



7 de febrero de 2007

EL VERDADERO VALOR DE LA AMISTAD

¿Qué es lo que la gente entiende por la amistad? Es una pregunta que me hago muchas veces...creo que poca gente ha conocido la amistad verdadera…incluso creo que yo tampoco…

Pero cuando creo que he llegado a encontrar una amiga (si, de género femenino), un alma gemela con la que compartir ilusiones, sueño en hacerle feliz, en ser su mejor ayuda en el momento en que la necesite, en no dejar que surja de sus ojos una lágrima.Creo que hago algo mal, porque en el alma gemela que encuentro, veo un ser perfecto en su interior. ¿Quizá es amor? No lo sé.Simplemente pienso una cosa, en como podrían estropearse las cosas si tuviésemos algo juntos, porque no arriesgaría una amistad por un malentendido de una pareja.¿Acaso me enamoro y no quiero hacer daño? Acaso de tanto querer, olvido el amor, olvido la amistad…

Y es que la gente no ayuda por nada…cuando se acerca alguien es porque quiere algo de esa persona…y yo sobre eso pienso algo distinto, por eso me considero raro.Algo como esto le paso a mi querida amiga. Ella tuvo un amigo que le ayudaba; le ofreció amistad queriendo mucho más, y al darse cuenta de que había otra persona se sintió utilizado. Todos cometemos errores.Y aunque a mí el no me dio una mala impresión, para nada, noté que quería mostrar que el era el protagonista con mi amiga. Noté en todo momento que quería mucho más con ella y que no permitiría que me acercase a ella.Acaso solo tenía derecho él a estar cerca de ella, ¿no se daba cuenta de que yo le ofrecía una amistad verdadera, y que él buscaba otras cosas? ¿Sabía cuál era el significado de la amistad?Al final él le ha dado la espalda, y no ha pensado en que hay personas que no se la darían, personas que han visto en ella, la luz de una estrella muy deslumbrante. Si alguna vez quisiese tener algo con ella y me rechazase, soñaría en que la forma más bonita de tenerla cerca es compartiendo con ella una bonita amistad.

¿Sabéis una cosa? Creo que me he resignado al amor, que tras amar sin límites aquella primera vez, no voy a encontrar un amor de cuento de hadas, no volveré a encontrar una princesa de la vida.Soy un mar de dudas, ¿veo amistad en lo que es amor?, ¿veo amor en lo que es amistad?, ¿porqué no me atrevo a lanzarme muchas veces?

Mientras pueda seguir dudando…


“Porque las aspas de los molinos te pueden tirar al suelo,
pero también lanzarte hacia las estrellas”


2 de febrero de 2007

RUTINAS DE INVERNÍA

He vuelto a la rutina, y he vuelto a sentir en mis mejillas el frío invierno de estas tierras que me han visto crecer. He vuelto a sentir la niebla en mi pedaleo diario, y la dura helada de la mañana.Vuelta a la rutina de clases, prácticas, y trabajos que no sirven de nada, tras el infructuoso como tantas otras veces, periodo de exámenes.Las mismas caras de niños y niñas de instituto de cada mañana, la misma gente de siempre que conozco y no conozco.Y en mis senderos diarios, plato grande y a volar, he vuelto a romper el hielo en los mismos charcos helados de cada invierno y me he cruzado con esos dos patos en Las Payas como casi todos los días, quien sabe si eran los mismos de años pasados…


Todo vuelve a la normalidad, vuelvo a ver a esas personas que día tras día me voy cruzando a la orilla de nuestro Duero duradero. Ese padre Duero que tantos versos ha inspirado en esta tierra de poetas y escultores.Vuelvo a pasar por esas mismas calles empedradas de historia y románico. Vuelvo a sentir en mis piernas las riberas del Valderaduey y el Duero, la empinada cuesta del Pizarro, veo de nuevo el ábside de la Magdalena, y cruzo el arroyo de Valorio, y aquella trialera donde un día dí con mis huesos en el suelo, en la que he dejado una marca imborrable desde el otoño.La rutina de pedalear sobre caminos y calles vacías de almas, y de volver a las aulas de nuevo.Y porque no volver de nuevo a la rutina? Dios bendiga a la rutina. Porque si existe nuestra rutina, es porque no han llegado a existen cosas peores, al fin y al cabo no estamos tan mal…


“Para algunos la vida es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos,
yo, más humilde soy, y solo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo,
me transporte mecido hasta el siguiente…”


Os dejo con una nueva canción, una verdadera preciosidad para quienes tenemos los oídos abiertos a la música y la tradición de nuestros pueblos:


Corro los caminos tan lejos de ti,
en la carretera oigo el eco de tu voz decir:
¡ Ah ¡ Por ti vale la pena luchar.
¡ Ah ! sin ti pierdo mi rumbo al andar.

En la noche serás luz de estrella fugaz
frío y calor en mi pecho oigo el eco de tu voz ...
¡ Ah ! por ti vale la pena luchar.
¡ Ah ! sin ti pierdo mi rumbo al andar.
¡ Voy a dejarte volar !lágrimas que no verás.

¡ Ah ! por ti vale la pena luchar.¡
Ah ! sin ti pierdo mi rumbo al andar.
¡Voy a dejarte volar!
Lejos de ti (Briganthya)