30 de enero de 2007

EL DERECHO DE VIVIR EN PAZ...

He oído que hoy es el día de la paz. No me importa porque creo que no hay que hacer especial énfasis por una causa un día del año, porque los demás días también son importantes.
Aunque no lo hayamos vivido muchos de nosotros, no hace muchos años que en España no se vivía en paz ni en libertad. Hoy en día existen grupos cerrados que a través del terrorismo intentan quebrantarnos la paz y la libertad que tanto costó construir a nuestros antecesores.
El grave problema que sufre España es muy complejo. Como cualquier grupo, la izquierda abertzale tiene entre sus miembros a personas de diversas ideologías. Los hay que se refugian en la política para asesinar y los hay que apoyan esas causas políticas sin condenar la violencia.
El trabajo de nuestra clase política hasta hoy había hecho que ETA se encontrase diezmada y acorralada.

Pero en España existe un partido que se denomina liberal y de centro que realmente es conservador y de ultraderecha. En esta última legislatura no ha tenido mayor objetivo que crear confrontación y discordia en España, llegando incluso a utilizar el terrorismo como arma política.

Ya que todos deseamos que nuestros hijos no conozcan el terrorismo, trabajemos juntos por ello. Así, mediante todos los grupos políticos del parlamento, se podrá conseguir un fin dialogado del terrorismo sin condiciones políticas. Eso es lo que aprobó el parlamento español.Les dejo con una preciosa canción, que en el puño de Víctor Jara y en la voz de Rosa Cedrón es una verdadera maravilla. Reflexionen.



“El derecho de vivir poeta Ho Chi Minh,
que golpea de Vietnam a toda la humanidad.
Ningún cañón borrará el surco de tu arrozal.
El derecho de vivir en paz.

Indochina es el lugarmas allá del ancho mar,
donde revientan la florcon genocidio y napalm;
la luna es una explosiónque funde todo el clamor.
El derecho de vivir en paz.
Tío Ho, nuestra canciónes fuego de puro amor,
es palomo palomar olivo de olivar,
es el canto universal, cadena que hará triunfar,
el derecho de vivir en paz.”

El derecho de vivir en paz (Luar na Lubre)

ALGÚN DÍA EL SOL BRILLARÁ...

Recuerdo la primera vez que te sentí, recuerdo tu fragilidad, tus ojos vidriosos de haber llorado un desamor.
Recuerdo abrazarte y preguntarte al oído porque eras tan bella…Recuerdo aquella noche en la que pude cojerte de la mano, y sentir que te tenía tan cerca y tan lejos a la vez.Recuerdo como ahora mismo la primera vez que supe de tu existencia…como aquellas palabras inspiraron en mi una sincera incredulidad.

En esta sociedad del ego y la imagen, poca gente se preocupa de intentar conocer el interior de las personas. Poca gente puede sentir tener amigos que nunca le fallen. Poca gente puede sentir tan cerca a alguien como tú.

Soné muchas veces con que eras feliz, gocé sin dudarlo al saber que todo te iba bien, que cada mañana te despertabas con esa magia en tus ojos. Soñabas con una tierra lejana, donde había un sol de cabellos dorados y melena al viento. Con una vida futura en un éxtasis de paz, tranquilidad y templanza.Sentí en tus palabras y en tus versos un amor imparable, una sensación de que aquello era tan grande que nunca desaparecería pesara a quien pesara.
Ahora solo queda recordar los buenos momentos, no tengas odio ni rencor. Busca en todo esto algo positivo, piensa que tras estos tres años han pasado los mejores momentos de tu vida. Piensa que ya ha acabado, pero que mereció la pena luchar.
Te dejo con una preciosa canción de La fuga que creo que te vendrá bien en este día.Cuídate, estreliña.


"¿Quién te ha robado la primavera?
¿Quién ha matado la ilusión?
Tu corazón se fue de borrachera
Y lo encontré llorando en un contenedor.

¿Quién subirá por ti a la luna?
¿quién bajará por tu edredón?
Si de recuerdo te dejó basura
Y una colilla dentro de tu corazón
Que nadie apagó.
¿Quién se ha burlado de los sueños?
¿Quién se acaba de despedir?
Tantos besos se han quedado pequeños.
Tantas lágrimas ya no saben dónde ir.

Esta noche a tu ventana tira piedras la luna.
Dice que no llores sola,
que ella quiere compañía,
que la noche es larga y fría.
Ella en vela pasa las horas.

Se ha congelado tu colchón.
No quedan besos por aquí.
Litros de lluvia han inundado la habitación.
Donde aprendiste a ser feliz"

EL DON DE LA EBRIEDAD

Recuerdo a Claudio, nuestro insigne poeta; recuerdo como bebía y charlaba con sus amigos de unas y otras cosas. Esa ebriedad que tan mala consideración tiene hoy día, inspiraba a Claudio versos y composiciones que han sido reconocidas al más alto nivel.
Y pienso en el vino, un símbolo de nuestra sociedad y cultura. Un producto de la tierra y de las más altas élites. El vino une frente una copa o un vaso, a ricos y a pobres.El vino, que como a Claudio inspira a algunas personas nuestras mejores palabras y los versos de amor más sentidos. La mayor grandeza del vino es que aglutina a todo el mundo frente a el, al campesino, al carpintero, al banquero, al profesor, al estudiante…Brindemos juntos por el vino Claudio, brindemos por nuestra tierra.


“Te he conocido por la luz de ahora,
tan silenciosa y limpia,al entrar en tu cuerpo,
en su secreto,en la caverna que es altar y arcilla,y erosión.
Me modela la niebla redentora,
el humo ciego ahí, donde nada oscurece.
Qué transparencia ahí dentro,luz de abril,
en este cáliz que es cal y granito,mármol, sílice y agua.
Ahí, en el sexo,donde la arena niña,
tan desnuda,donde las grietas, donde los estratos,
el relieve calcáreo,los labios crudos,
tan arrasadores como el cierzo, que antes era brisa,
ahí, en el pulso seco, en la celda del sueño,
en la hoja trémula iluminada y traspasada a fondo por la pureza de la amanecida.
Donde se besa a oscuras,a ciegas,
como besan los niños,bajo la honda ternura de esta bóveda,
de esta caverna abierta al resplandor donde te doy mi vida.
Ahí mismo: en la oscura inocencia.”

Ahí mismo (Claudio Rodríguez)

ELOGIO AL MUNDO RURAL

Hoy quisiera recordar ese mundo de antaño, esa vida del campesinado y de los pueblos de España.Y como ejemplo de este mundo rural que desaparece, se encuentra mi provincia que tiene por desgracia, encontrarse desde hace tiempo entre una de las más deprimidas de la Península. Por eso aquí se han mantenido inalterable hasta hoy ese mundo rural.
Porque sigue encontrándose en subdesarrollo, y hoy el mundo rural no ofrece expectativas de futuro a los jóvenes del campo.

Recuerdo historias de siega, de vendimia, de cosecha…de tantas y tantas cosas que hoy han desaparecido…Y me entristece pensar en esa gente que abandonó su tierra, buscando progreso lejos de ella. Dejó con mucho dolor, familia, tradiciones y tierras. Eran otras épocas, la tristeza es que en nuestros días esto sigue ocurriendo.
Veía hace tiempo un reportaje del Escarabajo Verde, sobre uno de los símbolos de esta provincia pobre al Oeste de España, la raza asnal zamorano-leonesa. Esta raza ha pasado a convertirse en un ejemplar en peligro de extinción en estas zonas limítrofes con Portugal.Recuerdo ver estos burros en mi pueblo, apenas ya quedan. Los turistas que por estas tierras se acercan, se extrañan al verlos y se fotografían con ellos. Les llama la atención ese mundo de antaño que no existe ya en ningún lado.

Porque ya no existe la vida en el campo, porque al igual que mis padres lo abandonaron para buscar un futuro, lo han ido abandonando poco a poco cientos y cientos de personas. No buscaban una vida mejor, simplemente buscaban futuro, poder dar de comer a sus hijos.Afortunadamente siguen quedando en esta España de masificación en las ciudades y su entorno, lugares como esta provincia, donde parece que alguien se olvidó hace ya mucho de darle cuerda al reloj.
Aunque creo que tengo suerte de vivir aquí, tan cerca del mundo rural. Porque quienes hemos sentido el campo en nuestras propias manos, tenemos otra forma de ver la vida. Porque valoramos todo eso que se perdió y no lo vemos como una muestra de subdesarrollo. Porque valoramos las tradiciones de nuestros pueblos, su forma de hacer las cosas, todo aquello que ha perdurado hasta hoy.

Ayer estuve en la casa que estoy restaurando en mi pueblo, en Almaraz de Duero. Hemos podido saber que se construyo a mediados del siglo XIX, se usó de vivienda, e incluso de corral. Ahora está en nuestras manos. Habría sido fácil hacer algo nuevo, pero hemos apostado por mantener su espíritu de antaño.Esta siendo duro y largo, pero creo que pronto podremos inaugurar al menos una parte de la casa, que la haga habitable. Ya os invitaré a conocerla, aunque me gustaría haberle dado otro aires a muchas cosas, hoy por hoy la veo como una muestra de aquella vida que nuestros pueblos han perdido.Me despido por hoy. “Sean ustedes buenos”.

DOPING Y DEPORTE DE COMPETICIÓN

Desde este espacio quisiera hacer referencia a las últimas novedades que empañan nuestro deporte en cuestión de doping.

En todos los medios se perfila la figura del deportista dopado como el de un degenerado, que merece que se le prive de su medio de sustento y se le margine temporalmente o definitivamente del mundo del deporte. Nadie, o prácticamente nadie se plantea la idea de cómo puede ser vista la misma situación por ese profesional.
Yo soy deportista aficionado, es decir, hago deporte cuando me apetece y para relajarme. Pero este tipo de profesionales hacen deporte como obligación, deben llevar una dietas estrictas y el concepto de deporte igual a salud se diluye a medida que se consiguen títulos.
Pero para mantenerse esponsorizado debes conseguir títulos, y entonces empiezan a aparecer los preparadores, los directores y los médicos del equipo.
Según me cuenta gente ligada a este mundo las cosas evolucionan poco a poco: primero el médico te recomienda suero para la deshidratación, después el preparador aminoácidos para la musculatura, le sigue el director del equipo que te dice que si no consigues esto o aquello no va a contar contigo… Poco a poco van variando las prescripciones, tanto de productos como de técnicas de mejoras físicas. Entonces si te quejas te dicen que todo el mundo lo hace y que a la guerra no se va sin balas. Para finalizar cuando pillan a uno de estos deportistas el equipo en pleno reniega de él. Los medios de comunicación se encargan de enseñarnos lo tramposo y mal deportista que es. Lo peor de todo es que, posiblemente, este deportista sigue consejos de profesionales que no le explican los efectos secundarios que estas prácticas pueden causar en su organismo. Con lo cual por dar títulos a su equipo y por conseguir mejores marcas no sabe que hipoteca su vida, acortándola en cuanto a esperanza y a calidad de la misma.

Entonces ¿por qué todos seguimos acorralando a estos profesionales y no a los que de verdad tienen la culpa, a aquellos médicos, preparadores físicos y directores de equipos que de una manera u otra obligan a los corredores a doparse? Estos son los realmente culpables y los que deben ser perseguidos por la justicia y los medios de comunicación.

26 de enero de 2007

EL SILENCIO DE UNA ETERNA SOLEDAD...

He pasado muy mala noche, volví a sufrir una de mis penosas migrañas. Pensé que el día de hoy no amanecería, que seguiría sufriendo en oscuridad este tremendo dolor, que hace mi vida más dura.
Las migrañas no solo hacen mi vida más difícil, sino que hacen que mi estado de ánimo se caiga por los suelos. He tenido tiempo de pensar en muchas cosas estas horas pasadas, he tenido tiempo de recordar pasadas frustraciones…
Pero os puedo asegurar una cosa, he sufrido más con amores incomprendidos que con este intenso dolor que ataca a todo mi cuerpo, estos días en los que no debería haber amanecido.
Creo que siempre cometo los mismos errores, el intentar hacer increíblemente bien las cosas, y acabar haciendo caso a mi vena de tremendo neurotismo. Confío tanto en las personas al conocerlas de nuevo, que cuando me dan la patada sufro porque vuelvo a sentirme incomprendido de nuevo. Cuando suspiro en la soledad de mis sábanas vacías, y sueño con pasar el resto de mis días con alguien, ese alma desaparece, sin saber porque, y yo me imagino que porque la agobio, porque ya no le interesan mis días de vino y rosas.
Y tengo un grave problema, que me enamoro de las mujeres perfectas, aquellas que para mi son inalcanzables, en las que se unen valores de sinceridad, amistad y simpatía. Habría sido mucho más feliz si le hubiese hecho caso siempre a aquellas que me vinieron tirando los trastos. Por ser noble y no un aprovechado, preferí no intentarlo si no me encontraba enamorado realmente. Para estar con alguien necesito sentir amor, cariño, complicidad, quien sabe como se llama… me cuesta comenzar con alguien por probar a ver como se dan las cosas. También es cierta una cosa, que me ilusiono como si tuviese quince años, y creo que eso es incomprensible para una mujer de hoy en día.
Ahora pienso que nunca me amarán, me resignaré a guardar mis canciones y mis versos en el cajón de la soledad y el olvido. Me resignaré a soñar que algún día, conoceré a alguien que vuelva a llenar mi vida de ilusiones.
A lo mejor debo resignarme a vivir en eterno silencio y soledad…a lo mejor debo morir en un suspiro del viento, a lo mejor no merece la pena seguir luchando por todo esto…

25 de enero de 2007

RECUERDOS...

“Ama como si fuese la primera vez,
ama como si fuese la primera vez,
se fiel a tus sueños,
se fiel a tus sueños,
y sabrás envejecer.”

Alguna vez oí estos versos de un poeta aragonés, del que ahora en estos momentos de la noche, no alcanzo a recordar su nombre. Y que razón tienen esos versos…
Nunca amé tanto como la primera vez, creo que nada es comparable. Lo he intentado, es cierto, creo que necesito un alma gemela que ilusione de nuevo mi vida.Y es cierto que alguna luz de luna o estrella me ha cegado…pero nunca obtuve respuesta. Ni siquiera me atreví a plantearlo.
Recuerdo tus besos de aquella noche, y la luz de la luna, recuerdo como brillan tus ojos, como son de frágiles tus cabellos.

Recuerdo soñar con tenerte, te recuerdo en mis sueños, recuerdo conocerte aquel día, recuerdo descubrirte y emocionarme al encontrar un alma perfecta. Un alma amiga con la que compartir ilusiones, con la que compartir la vida.Nunca me importó que compartir con ese alma, solo soñaba tenerla cerca y sentir que me ofrecía lo que tenía, porque era yo, porque en mi había descubierto algo especial.
No se que deparará el destino, creo que viviré en la soledad de mi silencio, en la frustración de no cumplir mis sueños...

24 de enero de 2007

PALABRAS EN UNA NOCHE DE SOLEDAD

UN DIA SOÑÉ…
Un día soñé en que una luna me iluminaba, en que ella podía ser el camino para abandonar una vida de frustraciones.
Intentaba alcanzarla, pero nunca llegué a sentir su roce, siempre que se acercaba a la punta de mis dedos, desaparecía ante mi desesperanza.Y aunque un día pude tocarla y sentirla frente a mi, olvidé decirle que jamás nada ni nadie nos separaría.
Por eso la perdí, perdí la esperanza en que la vida podía ser un largo camino a recorrer y dejé que el destino me guiase.Ahora busco el sentido a todo esto, entre versos y palabras vacías…


AMÉ A MI TIERRA, VACÍA Y DESOLADA….
Amé a mi tierra, vacía y desolada tierra de mis sueños.Soñé en una vida junto a ti, entre tus calles empedradas de románico.
Todavía sigo contigo pero no se hasta cuando, quizá el destino nos separe entre lágrimas, quizá tenga que decirte que volveré pronto a sentirte entre mis manos.Te intenté enseñar al mundo, para que el mundo valorase y sintiese tu preciosidad…
Pero sabes una cosa Zamora? Que lucharé por ponerte en ese lugar que nunca debiste abandonar. Hoy me acostaré con ganas de que luchemos juntos, entre nuestros silencios y soledades. Junto a ti amaré mis sueños, junto a ti construiré una vida de ilusiones y proyectos. Junto a ti, todo es posible…




Y tras estas palabras, quiero despedirme por hoy por una preciosa canción, de la que hoy suscribo cada una de sus palabras:



Duermes (Ismael Serrano)

Duermes, mientras la ciudad golpea el cristal con su llanto,
ajena a tu sueño, que pena que este milagro,
de verte dormida en paz, no desborde el muro de esta habitación,
ojalá que mañana cuando te despiertes, duerma mi dolor.

Duermes, y bajo el flexo una estudiante reza a la locura,
de huir con los muchachos del camión de la basura,
y mientras los bares, entierran la culpa de esta gran ciudad,
tantas soledades sin saber que duermes, no pueden amar.

Duermes, insomne cruzo la casa y te busco intranquilo,
porque sueño a tu lado aunque no duerma contigo,
duermes, perdona mi maldita costumbre de despertarte,
porque tengo miedo, o porque llego tarde.

Duermes, y un hombre escribe versos frente a una computadora,
temblando en la pantalla, abre la caja de Pandora,
y en un cuarto de hotel, busca encendida en el minibar,
el rumor de las olas, una pareja que esta noche no dormirá.

Duermes, y un hombre llora en un taxi mientras suena la radio,
una mujer desnuda lo detiene en un semáforo,
nadie sabe que duerme, no consta en los diarios,
que lástima la gente que nunca deshará la paz sobre tus párpados.

Duermes, insomne cruzo la casa y te busco intranquilo,
porque sueño a tu lado aunque no duerma contigo,
duermes, perdona mi maldita costumbre de despertarte,
porque tengo miedo, o porque llego tarde.

22 de enero de 2007

BUSCANDO UNA LUNA, PEOR PARA EL SOL…

Acabo de ver la luna. Hoy está preciosa…es una de esas noches en las que tengo tiempo de pasar las horas muertas pensando, y soñando en que un sol o una luna me ilumine.
Te despedí esta mañana y ahora acabo de subirme al bus, camino de mi casa, allá donde nace el silencio. Y pienso en hasta donde me ha guiado tan brillante estreliña.
Eres una de esas estrellas, que te deslumbran cuando la descubres, no es una simple estrella fugaz, sino una estrella increíble, sencillamente espectacular.
Pero ya abandono esta ciudad que nunca me ha gustado, si pudiera estirar el brazo y alcanzar las estrellas, si pudiera estar a tu lado siempre que me necesitases…
Llevo algún tiempo pensando que no puede existir alguien como tú, que eras el simple producto de mi imaginación, de mis sueños de amistad verdadera.

Resuenan en mi cabeza versos, resuenan palabras, canciones e imágenes que nunca podré olvidar. Pienso en todo aquello que ha pasado estos días, pienso que intento ser tu mejor amigo, pero sé que soy sencillamente imperfecto.
Tuve que soñar muchas veces en tenerte a menos de un centímetro de mi alma, en poder verte sonreír con mis propios ojos, en sentirte feliz como tantas otras veces. Y aunque escogí sin saberlo un mal momento para ti, aún me recibiste con los brazos abiertos. Habías perdido el sol que te guiaba y nada volvería a ser como antes cuando soñabas con ese amor ausente.
Tampoco era mi mejor momento, llevo un tiempo intentando buscar un sentido a todo esto y creo que necesito algo o alguien en lo que ilusionarme.
Por eso vuelvo a sentirme triste, porque veo que no he podido hacerte un poquito feliz estos días, que no he sido capaz de mitigar un segundo tu tremendo dolor.
Y sé que para afrontar el futuro es necesario cerrar el pasado, pero ahora te sientes tan mal, y es tan difícil olvidar tanto dolor en estos momentos…

Estreliña, algún día oí que todo hombre sueña con una mujer a la que entregarle el mundo, y yo intento entregarte poquito a poco mi mundo, mi pequeño y triste mundo de silencios y soledades.
Desde que supe de la existencia de una estreliña, que brillaba tan intensamente, intenté acercarme a su ternura, a su sencilla fragilidad, pero parecía que la suerte nos daba la espalda. Pero desde siempre me sorprendiste desprendiendo tanta luz, y demostrando tales ganas de conocer mi interior, que tenía que luchar por estos pequeños momentos junto a ti. Te quiero tanto que me dolería enamorarme de ti, porque creo que sería incapaz de hacerte sufrir, ya que preferiría morir a sentir que te sientes triste.
Pero en todo este tiempo he aprendido a quererte tanto…mucho más de lo que nunca imaginé.

Sé que te dolió que te dijese que no eras mi mujer ideal en lo físico, y me duele ser tan tremendamente sincero. Me gustas como persona y me atraes en lo físico porque eres una flor preciosa, pero es cierto que no eres la mujer en la que veo un ángel la primera vez que observé sus ojos. Y es que eres una mujer tan preciosa que me arrepiento tanto de haberte dicho tal tontería, que además te hizo sentir triste.
Me arrepiento tanto de las caricias que no supe darte…Te quiero mucho estreliña.


“Me despertó un suspiro, creo que era del viento…y me inundó la tristeza al sentir que llorabas a la luz de la luna. El sol se ocultó el día en que todo se volvió oscuro.
Desde que me enseñaste a saber quererte sufro con tu tristeza y siento tu fragilidad, y pienso en cuanto me gustaría tenerte cerca para decirte al oído que eres simplemente espectacular y que moriremos y seguirás brillando tan intensamente…”